miércoles, 4 de marzo de 2015

NUTRICION PARA UNA BUENA SALUD CAPILAR


Hay muchos factores que afectan a la salud de nuestro cabello, tales como cambios hormonales, estrés, una alimentación desequilibrada… Una de las medidas que podemos tomar para tener un pelo sano, grueso, y una melena abundantes es evitar una dieta desequilibrada, incluyendo en nuestra alimentación diaria los alimentos que contienen las vitaminas, minerales y aminoácidos necesarios para la buena salud de nuestro cabello.

                                        

¿Y Cuales son estos nutrientes y en que alimentos los podemos encontrar?


Si incluimos en nuestra dieta de manera habitual legumbres, frutos secos como las nueces, lácteos, cereales integrales y vegetales de hoja verde, tendremos las vitaminas necesarias para todo el proceso de mantenimiento del cabello, las Vitaminas del grupo B, tales como la vitamina B2 (Riboflavina), que fortalece el cabello y la Vitamina B6 (Piridoxina), que previene el cabello graso. Pero especialmente importantes son las Vitaminas B7, Biotina y Vitamina B9, Acido Fólico, que estimulan el crecimiento y previenen la caída, oxigenando el folículo piloso para mantenerlo vivo. Estas dos últimas, ayudan además en el metabolismo de las células de rápida multiplicación, como ocurre en el caso de cabello, piel y uñas. Podemos encontrar todas estas vitaminas en la Levadura de Cerveza.

Algunos Minerales son muy importantes también  para el mantenimiento de la piel, el cabello y las uñas:

-          El déficit de Zinc, mineral muy concentrado en pelo y uñas,  puede provocar que el cabello crezca menos y se vuelva quebradizo. Lo podemos encontrar sobre todo en las carnes.
-          El Selenio, que junto a la biotina y al zinc mantiene el cabello en condiciones normales. Lo podemos encontrar si tomamos pescado como el atún, y también en el brócoli.
-           El Hierro es muy importante para que el cabello no se debilite. En ocasiones, su deficiencia es la causa de la caída del cabello. Para evitarlo es importante incluir en nuestra dieta carnes rojas y pescados
-          El cobre ayuda a la coloración normal del cabello y lo podemos encontrar en carnes, vegetales y nueces
-          El Magnesio evita también la fragilidad del cabello. Lo podemos encontrar en frutos secos, legumbres y vegetales de hoja verde.



                                  
  
Además, el cabello está compuesto por proteínas, entre ellas la queratina. Y para su síntesis, son necesarios aminoácidos que nuestro cuerpo no sintetiza, que solo los podemos encontrar en la alimentación. Aminoácidos esenciales como la cistina y la metionina. Por lo tanto, una dieta desequilibrada y/o muy restrictiva en proteínas va a provocar que la fibra capilar se debilite,  y el cabello se caiga.  

Además, debemos incluir en la dieta ácidos grasos esenciales  para retrasar el envejecimiento del cabello.

Pero además de los alimentos recomendados, también hay que tener en cuenta los alimentos que no se recomiendan si queremos evitar la caída del cabello: bebidas con un exceso de cafeína y estimulantes (café, refrescos con cafeína) y comidas ricas en grasas.

No hay que seguir una dieta especial para que nuestro cabello esté sano y bonito, sino que la clave está en seguir una dieta sana y equilibrada, como nuestra dieta mediterránea, rica en verduras, frutas, cereales y alimentos ricos en proteínas. Por ello, cuando una persona sigue una dieta de adelgazamiento muy estricta, el primer síntoma es la caída del cabello y además la fragilidad de las uñas.

Podemos además complementar nuestra dieta en épocas de cambio de estación, en situaciones de estrés, o simplemente para prevenir la caída con complementos alimenticios que nos ayuden a aportar al organismo estos nutrientes tan importantes. Son interesantes los complementos que contienen Cistina y Metionina para nutrir la fibra capilar,  Vitamina B6 y Zinc para la síntesis y el metabolismo normal de las proteínas, Biotina, Zinc y Selenio para mantener el cabello en condiciones normales  y cobre, para cuidar la coloración normal. Ante la duda, siempre podemos acudir a la farmacia para que una persona experta nos recomiende el producto más adecuado.

Y no hay que olvidar que, si el problema persiste, o se agrava, hay que acudir al dermatólogo.


1 comentario:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...